Buscar este blog

Cargando...

jueves, 14 de octubre de 2010

Arteterapia en el adulto mayor

Arteterapia
El arteterapia es un acompañamiento terapéutico de las personas con dificultades psicológicas, físicas y sociales, a través de sus producciones artísticas (obras plásticas, sonoras, teatrales, literarias, danzadas, etc.) trabajo, que permite al paciente recrearse a sí mismo.
En efecto, el arteterapia es una verdadera búsqueda durante la cual el terapeuta ayuda a la persona a realizar un recorrido simbólico.
Las intervenciones del arteterapia se extienden al campo social, y permiten tratar en especial el problema de la violencia contemporánea.
En síntesis, la propuesta de Arteterapia apunta a encontrar "lo terapéutico", potencial de modificación, a través del lenguaje creativo - artístico; encontrando "lo creativo" en el proceso terapéutico

La importancia fundamental que puede jugar el arte tanto percibido activamente como producido, en los procesos diagnósticos y psicoterapéuticos, incluye tanto observaciones parciales - según se trate de una personalidad fundamentalmente sana o con diversos conflictos y trastornos específicos.  
El papel del arte se verifica fundamentalmente en el vínculo terapéutico, en su modalidad individual o grupal en sus diversas posibilidades, alcance u objetivos (distintos tipos de prevención y asistencia), según variables que dependen del tipo de personalidad sana, con conflictos o con trastornos. Asimismo, la práctica del arte terapia tiene para nosotros el sentido ético entre otros, de no caer en el reduccionismo psicológico o psicológico-clínico aislado de un  juicio de la realidad social, sino el de ofrecer una mejor posibilidad de tener una mirada prevenida y crítica en cuanto a los determinanteseconómicos, históricos y psicosociales de cada contexto sociocultural, grupos de referencia, pertenencia y sus diferentes modalidades de interiorización singular de estos por cada tipo de personalidad. La relevancia de este papel puede comprobarse en introversiones severas, en trastornos de la serie esquizo y en otros bloqueos expresivos o fragilidades de la vibración sensitiva interna, en cuadros evitativo-fóbicos, en trastornos de lacomunicación, en diferentes casos de discapacitación, en determinadas etapas de la vida evolutiva, etc. Por este motivo, el papel de la psicoterapia por el arte, rebasa los límites de una modalidad terapéutica auxiliar, para convertirse en una parte específica fundamental de la propia psicoterapia.
El arte terapia hace hincapié en el papel diagnóstico, terapéutico y preventivo de la atmósfera sensitivo-artística del encuadre arte-terapéutico en sus diferentes niveles. Se abordará el modo en que las imágenes musicales, plásticas, narrativas, dramáticas y/o expresivo corporales, se tornan aptas para su ulterior transición como significaciones renovadas -sobre todo connotativas- hacia el lenguaje verbal, conceptual, analítico, diagnóstico y terapéutico fecundándose los unos a los otros, o como recurso a la comunicación diagnóstica y terapéutica, especialmente cuando existen trabas en uno u otro campo de la comunicación expresiva.     
De acuerdo con esto, la psicoterapia misma es una suerte de enlace y fusión en determinados momentos y planos de trabajo
1)  del campo analítico-cognoscitivo, como aproximación al nivel científico;
2)  de la experiencia concreta -donde   juega un papel especial el proceso intuitivo-
3)  de la percepción y producción sensitivo-artísticas.
Existen y siempre existirán zonas de misterio y múltiples campos de investigación más abiertos o aún inexplorados hacia el por qué del papel comprobado del arte en la psicoterapia. El campo sensitivo-artístico es parte de una zona más vasta: la de la percepción estética presente en la naturaleza y en los diversos objetos producidos con finalidades diversas por los seres humanos, que se encuentra presente en la esencia de la percepción o producción sensitivo-artísticas. En los hechos, cuando desarrollamos o apelamos a esta zona de la personalidad humana y de sus vínculos con los demás y con el mundo en general, el componente estético está siempre presente, con enfoques a menudo muy polémicos sobre su calidad e incluso sobre el  "derecho" a pertenecer o no al campo artístico. En este sentido, el debate conceptual de "qué" es arte, puede resultar fascinante.Partiendo desde los diversos niveles cognoscitivo-sensibles que resultan eficaces y procedentes como recurso comunicacional diagnóstico y terapéutico, alcanzando no sólo determinados niveles de enriquecimiento de la personalidad, sino demostrando ser un camino efectivo de superación terapéutica (más allá de que puedan o no llegar obligadamente a considerarse de nivel artístico nítido). Al respecto, se trata de concebir el proceso psicológico relacionado con la terapia por el arte desde el papel del arte en la psicoterapia, comenzando por el aspecto cognoscitivo-sensible, como punto de partida y enfoque del proceso ulterior, con muchos grados y tipos de sucesivo desarrollo posible. En efecto, lo fundamental es partir de que en el arte lo esencial abarca: por un lado un tipo especial de lenguaje cognoscitivo verbal o no, ya que apela además a otros lenguajes como códigos eimágenes; connotaciones del lenguaje verbal, imágenes musicales, plásticas, de la propia gestualidad y de otras expresiones comunicantes del cuerpo en movimiento. Por el otro, apela a un lenguaje expresivo sensible, anímico-  emocional.  En la realidad psíquica, ambas modalidades se funden en un lenguaje específico como imágenes cognoscitivo-sensibles, es decir en una comunicación intra y extrapsíquica como un conocer y conocerse anímico-emocionales, por un lado, y por el otro como una emoción que nos permite conocer y conocernos a través de ella. Esta fusión de ambas vertientesimplica un modo de representación subjetiva del mundo exterior e interior que abarca complejas polisemias.  Para la terapia por el arte, esta rica gama de niveles de desarrollo y de potencialidades, constituye el principal recurso terapéutico.
 La gravitación de la terapia por el arte se manifiesta de manera significativa y destacada sobre cada una de las líneas rectoras de la personalidad sana, con conflictos o trastornos:
-         rasgos caracterológicos
-         líneas cognitivo-culturales
-         autovaloración del sujeto
-         valorización social
-         enriquecimiento personal y de sus vínculos
- el campo vocacional
- la esfera comunicacional
La terapia por el arte en la esfera comunicacional, puede incidir significativamente sobre las tendencias objetivas y subjetivas al aislamiento social, al individualismo, y en favor de la vinculación solidaria, cálida y afectiva con los demás, verdadera contracultura humanista en una atmósfera social donde demasiado a menudo predomina lo contrario.
El papel de todas estas influencias, entre muchas otras que ahorramos aquí, se reflejan por supuesto en la dimensión multiplicada del propio campo  vincular paciente-terapeuta. Este proceso no es sólo espontáneo ni mucho menos pasivo para el terapeuta: la terapia por el arte debe jugar un papel fundamental en ese sentido.
Resulta procedente una advertencia: un recurso que trabaja esencialmente sobre el componente cognoscitivo-sensible, no sólo puede lograr cambios favorables para el diagnóstico y para la terapia. También puede producir perturbaciones, a las que se debe prestar mucha atención. Eso requiere de los terapeutas un dominio no sólo diagnóstico desde el punto de vista psicológico-clínico, sino un conocimiento del papel que juega el arte en el psiquismo y en sus trastornos.
El modo específico del proceso y de los resultados con que el psiquismo construye imágenes cognitivo-sensibles como lenguajes artísticos diversos, no equivale al análisis de los rasgos, conflictos y trastornos presentes en el proceso creativo y en sus resultados como producción sensitivo-artística. Esos mismos rasgos, conflictos o trastornos pueden aparecer en otras modalidades que no son las cognoscitivo-sensibles de tipo artístico.
Los tormentos sentimentales, los goces superiores,  las crisis personales y sociales y tantas otras gamas de conflictos y trastornos, pueden ser vividos por muchas personas, pero ello no equivale a que se expresen desde una vertiente sensitivo-artística. Ella supone la existencia de modalidades propias de este campo, cuyo proceso psicológico específico como percepción activa y producción de imágenes sensitivo-artístico no se puede comprender desde el solo análisis de los contenidos y significados.
En ese sentido, por lo menos hasta ahora, son relativamente raros los textos y trabajos sobre la psicoterapia por el arte y sobre todo, en relación con la especificidad del proceso psíquico antes descrito.
Finalmente, la posibilidad de percepción del paciente desde el campo sensitivo-artístico por el terapeuta, y de estimular su desarrollo sensitivo-artístico dentro y fuera del campo terapéutico, requieren una formación especializada como percepción y ejercicio activo desde el propio terapeuta, que obviamente no puede tener lugar si no existe una  formación al respecto, no basada en la erudición sino en el desarrollo de códigos sensitivo-artísticos comprendidos, vividos y sentidos.
¿En que consiste el taller de Arteterapia?
Los talleres son espacios que generan condiciones de vida más saludables. Se busca con los mismos desplegar el potencial humano, la creación, lareflexión, la búsqueda de información y de entendimiento. Surge de esta manera el taller como un dispositivo que busca promover las capacidades estimulando una actitud participativa. El grupo actúa como una red de contención, que facilita la puesta en palabras de miedos, temores, angustias y frustraciones de cada participante. La actividad artística tiene como misión especial desarrollar en el sujeto aquellas sensibilidades creadoras que hacen que la vida otorgue satisfacción y sea significante. Se parte de la suposición, que la manera en que cada persona resuelve el conflicto permanente con elmedio ambiente determina una forma singular de personalidad.
El taller será un espacio viable para que los sujetos puedan identificar problemas y conflictos internos y, a través de su elaboración, progresar hacia una personalidad sana.
El taller no se presenta como un lugar de aprendizaje en el que debe transmitirse un conocimiento bien delimitado o se pretende formar artistas que manejen las técnicas de manera eximia. No se pone el énfasis en el producto de la obra de arte. Es el proceso de lo creativo lo que interesa, y es ellenguaje de lo artístico lo que se encuentra como vía posibilitadora para trabajar lo creativo.  
Taller de Arte-Terapia para la Tercera Edad
El sujeto que comienza a envejecer se ve enfrentado a una serie de cambios que se producen en el área de lo corporal, y en la esfera mental, y cuya suma determina que su conducta en el área social se vea profundamente afectada.Al mismo tiempo, existe una serie de prejuicios en torno a la vejez. Leopoldo Salvarezza (2) denomina "viejismo" a la actitud que tiene nuestra sociedad hacia las personas mayores y que consiste en su discriminación y consiguiente segregación. Estos prejuicios se prolongan y se perpetúan por la ignorancia sobre lo que en realidad es la vejez, y lo que podemos y debemos esperar de ella.
Uno de los más comunes es que los ancianos son todos enfermos o discapacitados. Como resultado de esto, "se establece una sinonimia que iguala viejo a enfermo, y que entraña un enorme riesgo, pues pasa a comportarse como una profecía autopredictiva que termina por internalizarse aun en los destinatarios del prejuicio" También está la idea de que los viejos pasan mucho tiempo en cama debido a sus enfermedades, cuando la verdad es que solo el 3% pasa el doble de días en cama que las personas más jóvenes.Por último, existe el preconcepto de que los ancianos desarrollan más fácilmente infecciones y tienen más accidentes. Es falso: en realidad hay entre ellos muchas menos condiciones agudas de este tipo que entre las personas más jóvenes. No es casual, entonces, que la queja mayor que manifiestan los adultos mayores cuando consultan, sea la pérdida de roles sociales.
¿Cuáles son los objetivos del Taller de Arteterapia?
  • Generar un espacio donde el adulto mayor pueda establecer vínculos para compartir con otros la experiencia sensible de la actividad artística, facilitando la instalación de nuevas coordenadas para el intercambio subjetivo y con ello nuevas capacidades para la coexistencia. 
  • El taller propone un espacio para que el adulto pueda tener una mirada retrospectiva y presente de su propia historia. El trabajo grupal en las actividades artísticas le permite por sí mismo poner en claro sus afectos y sus temores, conscientes e inconscientes, y ver, a través de ello, qué lo afecta.El efecto terapéutico deriva exclusivamente de los intercambios verbales alrededor de la obra. La expresión plástica se utiliza entonces como un medio para acceder a la comunicación verbal.   
Cada una de las técnicas (pintura, modelado, máscaras, títeres) le plantean al sujeto un tipo de problema tanto a nivel de la representación como a nivel subjetivo. La adquisición de logros subjetivos
  • en las producciones creadas es considerado terapéutico. El logro es el tener una actitud más creativa.   
  • Las marcas subjetivas que estas experiencias reflexivas decantan, se entretejen con otras hasta construir una distinta relación del sujeto con el Imaginario Social. Y de esta manera se establece una relación de autonomía y de apropiación de este imaginario y sus sentidos por parte del sujeto.    "El trabajo se centra por lo tanto sobre la búsqueda del sujeto para encontrar y para elaborar un universo de imágenes significantes de sus conflictos subjetivos. Este comportamiento obedece a la hipótesis de la importancia que tiene, para cualquier sujeto, obtener los medios para simbolizar los términos de un conflicto. Dado que los obstáculos que impiden acceder a estos medios están ligados inconscientemente al conflicto mismo, sobrepasarlos es desde ya avanzar en el camino de la elaboración profunda"

1 comentario: